Visita nuestra nueva web de Ferretería y Cerrajería Técnica www.ferreteriairisarri.pro         

Proceso de fabricación de Manillas.

Proceso de fabricación de Manillas.

¿Conoces el proceso de fabricación de manillas de puertas?

En el proceso de fabricación de manillas de puertas la materia prima es la verdadera protagonista de cada trabajo, se modela con cuidado y sabiduría y se combinan la innovación con la tradición para dar a cada cliente lo que mejor se adapta a sus necesidades.


A continuación, analizamos los procesos de fabricación de manillas de puertas, las terminaciones, los tipos y te damos algunas ideas de decoración.

Tipos de procesos de fabricación que existen

Existen diversos tipos de procesos de fabricación de manillas de puertas, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Forja en caliente. Se deforma una barra de latón con sección circular a una temperatura aproximada de 750 grados centígrados. La barra ya calentada se coloca en un molde con una determinada forma y se cierra para que se expanda en el molde y adopte la forma de ese molde. Para cerrar el molde con fuerza se utilizan prensas. De esta forma no solo se modela la forma sino que se regula la dureza de la pieza.
  • Fundición a la cera perdida. Es una de las técnicas más antiguas. En este caso el metal fundido se vierte en un molde cerámico desechable que se ha fabricado con un modelo de cera que es igual a la manilla que se quiere fabricar. Se utiliza un modelo para cada pieza por lo que el proceso es lento y costoso, pero es muy eficaz cuando se quieren elaborar piezas complejas.
  • Fusión en tierra. Cuando el número de elementos es pequeño, la labor con el molde no está justificada y la pieza tiene pocos detalles, se utiliza la fusión en tierra. En este caso se usa como molde la tierra. El modelo para hacer la manilla se hace a mano o con instrumentos de fresado y se recubre con una mezcla de tierra y arcilla a presión. Una vez que se ha obtenido la forma se vierte el metal caliente.
  • Inyección de alta presión. Es un proceso mediante el cual el metal se funde y se inyecta con presión muy alta en un molde metálico. La pieza se realiza en un molde muy trabajado. Cuando no se pueden utilizar otros métodos o hay que fabricar muchas piezas la inyección de alta presión es la técnica más adecuada. La calidad del producto es buena aunque su dureza será inferior que con otras técnicas.
  • Torneado. Existen diversas máquinas para el torneado de productos que pueden ser: máquinas para el torneado automático que se utilizan para trabajar grandes lotes de piezas y máquinas para torneado bajo control numérico que se utiliza para piezas complicadas y en lotes pequeños.
  • Fresado. Se realiza mediante centros de trabajo en ejes horizontales y verticales. Estas máquinas permiten trabajos complicados. Se trata de un procedimiento por el cual una herramienta rotativa que tiene varios filos, realiza cortes en la pieza en diversas direcciones hasta que la moldea.
  • Transfer Machine Para trabajar componentes de medianas o pequeñas dimensiones, con lotes de dimensiones considerables se utilizan este tipo de máquinas. Con este tipo de maquinaria se pueden realizar varias operaciones a la vez de manera que el proceso es bastante rápido.

       

Procesos de finalización de las manillas

Ya hemos visto el proceso de fabricación para dar forma a las manillas de puertas, pero nos falta el proceso de finalización. En este sentido, podemos distinguir varios procesos de finalización que pueden ser los siguientes:

  • PVD. Es el acrónimo “Physical Vapour Deposition” es un proceso especial de metalizado que se realiza a una temperatura de más de 200 grados centígrados. Se obtiene una pieza de muy alta calidad y sin impurezas.
  • Revestimiento por cataforesis. Es un tratamiento superficial que aporta a los elementos de latón, acero y otras mezclas de conductores de corriente una gran resistencia a la corrosión. Se caracteriza por el recubrimiento uniforme con una resina que da una gran protección a largo plazo contra agentes químicos y otros elementos.
  • Barnizado con polvo. Las piezas se cubren con un polvo que barniza, a base de resinas sintéticas mediante el efecto electroestático. Después se pasan por el horno en el que la resina se adhiere. Con este procedimiento se obtienen piezas con todas las prestaciones tanto a nivel mecánico como estético.
  • Envejecimiento. Se trata de un proceso que es muy apreciado, mediante el cual se reproduce el efecto estético de una pieza envejecida. Los bordes y la superficie son irregulares por lo que reproducen la acción del tiempo, la elaboración artesanal y el uso a lo largo de los años. El envejecimiento se puede realizar mediante máquinas con cepillos abrasivos.
  • Galvanoplastia. Consiste en la cobertura de la pieza con una fina capa de un metal o de una mezcla de metales que modifica las propiedades de la superficie de la pieza y mejora sus características.
  • Diamantado. Se utiliza para dar a las piezas un acabado brillante de forma que parezcan joyas. La utilización del diamante permite obtener una elevada precisión en las formas y mucho brillo.

       

¿Qué tipos de manillas existen?

Los procesos de fabricación y de terminación de manillas que hemos descrito dan lugar a manillas de distintos tipos como las siguientes:

  • Manillas con placa. Son una de las más utilizadas y se caracterizan por tener una placa alargada y diversos acabados y formas en función de cada puerta.

                                                                                                    

  • Manillas con roseta. En este caso se sujetan a la puerta por una base pequeña. Se caracterizan por su sencillez y capacidad de adaptarse a todo tipo de modelos de puertas.

                                                   

  • Manillones de puertas. Se utilizan para puertas correderas que necesitan manillas más grandes para poder mover el peso respecto a las puertas convencionales.

                                                                                                     

  • Pomos y tiradores. Se utilizan para puertas más pequeñas y ligeras como las puertas de los armarios de la cocina. También existe una gran variedad de tamaños y estilos.

                 

                                                                     

Entre las manillas, manillones y pomos también podemos diferenciar varios estilos como las manillas clásicas, las manillas de forja y rústicas. A continuación, te damos varias ideas para poder utilizarlas en tu casa.

Ideas de decoración con manillas

Si te has propuesto dar un nuevo aire a la decoración de tu casa con pocas modificaciones, puedes optar por cambiar las manillas de las puertas de paso, las de los armarios de las habitaciones o las de los armarios de la cocina o de los muebles del salón o del baño.

Analiza el estilo de tu casa, puede que sea más rústico, con uso de elementos naturales como la madera, la piedra o el hierro. Si es así, unas manillas de forja o de aspecto rústico pueden ser perfectas para completar la decoración.

En el caso en que te guste más el estilo minimalista puedes optar por manillas plateadas o doradas de líneas muy sencillas.

Recuerda que también puedes cambiar el tipo de pieza, por ejemplo, puedes pasar de un pomo a una manilla o de una manilla con placa a una con roseta.

La clave es la imaginación para crear el espacio en el que te sientas más a gusto con pocos cambios.

Product successfully added to the product comparison!